Kerry le mandó un mensaje a su amigo Abbas: "Mantente fuerte y no cedas a Trump"

Mientras que la Casa Blanca confirma que desde la "Declaración de Jerusalén" ha habido una desconexión total entre la Autoridad Palestina y la administración Trump, la administración realmente mantiene contactos con los funcionarios de la Autoridad Palestina. Ma'ariv informó que el exsecretario de Estado de los EE. UU., John Kerry, se reunió en Londres con un asociado cercano al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, Hussein Agha, para mantener una conversación larga y abierta sobre una variedad de temas. Agha aparentemente informó detalles de la conversación a altos funcionarios de la AP en Ramallah. Un alto funcionario de la AP confirmó a Ma'ariv que la reunión se llevó a cabo.
Agha es uno de los colaboradores más cercanos de Abbas y uno de los veteranos pacificadores con Israel. Dirigió las negociaciones secretas "London Track", realizadas entre 2010 y 2013 entre los emisarios de Netanyahu, el abogado Yitzhak Molcho y el brigadier general Mike Herzog, bajo la supervisión y presencia de Dennis Ross. Agha escribió con Yossi Beilin el acuerdo Beilin-Abbas en la década de 1990. Es considerado un firme defensor del proceso de paz, muy cercano a Abbas, y mantiene una extensa red de contactos con muchos elementos, incluidos los israelíes.
Es amigo de Kerry, con lo que algunas de las últimas tonterías dichas por Abbas tienen un poco más de apoyo.
Durante la conversación, según el informe, Kerry le pidió a Agha que le transmitiera un mensaje a Abbas y le pidiera que "aguante y sea fuerte". Dígale, le dijo a Agha, "que debe mantenerse fuerte en su espíritu y jugar por el tiempo, que no se romperá y que no ceda a las exigencias del presidente Trump". Según cree Kerry, Trump no permanecerá en el cargo por mucho tiempo. Dijo que dentro de un año habría una buena posibilidad de que Trump no estuviera en la Casa Blanca.

Kerry ofreció su ayuda a los palestinos en un esfuerzo por avanzar en el proceso de paz y recomendó que Abbas presente su propio plan de paz. "Tal vez sea hora de que los palestinos definan sus principios de paz y presenten un plan positivo", sugirió Kerry. Prometió usar todos sus contactos y todas sus habilidades (sic) para obtener apoyo para dicho plan. Le pidió a Abbas, a través de Agha, que no ataque a EE.UU. Ni a la administración Trump, sino que se concentrara en ataques personales contra Trump, a quien Kerry dice que es el único y directamente responsable de la situación.
Según el informe, refiriéndose al presidente, Kerry usó términos peyorativos e incluso peores. Kerry se ofreció a ayudar a crear una iniciativa de paz alternativa y prometió ayudar a obtener apoyo internacional, entre otros, de europeos, estados árabes y la comunidad internacional. Kerry insinuó que muchos en el establishment estadounidense, así como también en la inteligencia estadounidense, están descontentos con el desempeño de Trump y la forma en que lidera Estados Unidos. Sorprendió a su interlocutor al decir que estaba considerando seriamente postularse para presidente en 2020. Cuando le preguntaron sobre su avanzada edad, dijo que no era mucho mayor que Trump y que no tendría problemas de edad. (Su problema sería convencer a alguien para que lo vote).

En un informe sobre la conversación, Agha dijo que Kerry parece estar "loco por las cosas", muy enérgico, y alguien que anhela ayudar a hacer realidad el sueño de paz entre israelíes y palestinos. Kerry explicó, según el informe, que incluso en el Partido Republicano no saben qué hacer con Trump y están muy descontentos con él, y que se necesita paciencia y tiempo para respirar a través de este período difícil.
Es razonable suponer que el gobierno de Netanyahu usará los detalles de esta conversación para probar la antigua teoría de que John Kerry está
"obsesionado y mesiánico, y pro-palestino". No es seguro que esta tesis resista la realidad. Kerry es un viejo amigo de Netanyahu y un partidario consecuente de Israel durante décadas. Cree que un proceso de paz genuino es esencial para ambos lados, y para la supervivencia del Estado de Israel, y que la solución de dos estados es la única opción realista que permitirá a Israel continuar manteniendo su carácter de estado judío democrático. La "obsesión" de Kerry, recientemente se volvió casi ilegítima y post-sionista.
Agha prefirió no responder. No se pudo obtener la respuesta de Kerry.

ElFaro-Israel.com: