Al-Qaeda llama a los musulmanes a 'levantarse y atacar a judíos y estadounidenses'

Khalid Batarfi, un alto líder de Al-Qaeda pidió a los musulmanes "en todas partes" que se levanten y asesinen a judíos y estadounidenses en respuesta a la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer a Jerusalem como la capital de Israel. Pedido desesperado.
En un video publicado ayer, Batarfi remarcó que la decisión de Trump era "una declaración de una nueva guerra de cruzados judíos" y que todos los musulmanes tenían el deber de "liberar" la ciudad santa.
"Ningún musulmán tiene el derecho de ceder Jerusalem sin importar lo que suceda. Solo un traidor renunciaría o se lo entregaría. Dejen que [los musulmanes] se levanten y ataquen a los judíos y a los estadounidenses en todas partes", resaltó Batarfi, un alto comandante de la poderosa rama con sede en Yemen en el video de 18 minutos titulado "Nuestro deber hacia nuestra Jerusalem".
Trump declaró el 6 de diciembre que su administración reconocería a Jerusalem como la capital de Israel y trasladaría su embajada de Tel Aviv a la ciudad. El lunes, el vicepresidente estadounidense Mike Pence se comprometió a trasladar la embajada a fines de 2019, en un discurso ante el Parlamento de Israel.
En el video, Batarfi desestimó las protestas de los aliados de Estados Unidos por considerarlas no genuinas y "nada más que polvo en los ojos".
"La mayor responsabilidad recae sobre los musulmanes en América y los países occidentales en el mundo. Los musulmanes dentro de la tierra ocupada deben matar a cada judío, atropellarlo o apuñalarlo, o usar contra él cualquier arma, o quemar sus casas", consideró.
Batarfi es una figura destacada de Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQAP), descrita por Estados Unidos como la rama más peligrosa de la red jihadista mundial.
El grupo secuestró a extranjeros y se atribuyó la responsabilidad por el ataque mortal de París en 2015 sobre la revista satírica francesa Charlie Hebdo, blanco de sus caricaturas de Mahoma.