Israel acusa al Foro de Derechos Humanos de la ONU de no ser imparcial con los palestinos

La embajadora de Israel ante la ONU en Ginebra, Aviva Raz Shechter, dice que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU trata injustamente a Israel al alcanzar "resoluciones unilaterales, tendenciosas y políticas". "El teatro del absurdo no puede continuar para siempre", advierte Shechter.

Israel acusó hoy a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de una continua discriminación contra su trato a los palestinos y pidió reformas a su organismo de derechos humanos.
Aviva Raz Shechter, embajadora de Israel ante la ONU en Ginebra, dijo al Consejo de Derechos Humanos que su país siempre defendió los derechos humanos y los valores democráticos.
"Lo ha hecho mientras enfrenta serias amenazas a su seguridad, y mientras necesita integrar comunidades diversas y grupos religiosos", dijo Shechter en el foro de Ginebra.
El Consejo ha tomado una posición firme contra la presencia de Israel en los territorios confiscados en la Guerra de los Seis Días de 1967, su tratamiento de los palestinos allí y su construcción de asentamientos judíos.
Israel retiró soldados y colonos de Gaza en 2005. La mayoría de los países consideran que los asentamientos -en áreas de Cisjordania y Jerusalén que los palestinos consideran parte de un eventual estado independiente- son ilegales, pero Israel lo niega y continúa su expansión.
Un "número sin paralelo de resoluciones parciales, tendenciosas y políticas adoptadas regularmente por la mayoría automática de sus miembros testifica no solo del trato injusto del Estado de Israel, sino también de las deficiencias del propio Consejo y su agenda", Schechter dijo. "Este teatro del absurdo no puede continuar para siempre".
Washington dice que el Consejo está lleno de oponentes de Israel y el embajador de los Estados Unidos ante la ONU Nikki Haley le dijo al Consejo en junio pasado que estaba revisando su participación dado lo que considera su "prejuicio crónico anti-Israel".
Israel considera que sus relaciones con los palestinos son "de la mayor prioridad" y continuará buscando una solución duradera que permita a los dos pueblos vivir codo a codo en paz y seguridad, dijo.
El diplomático de Jordania Akram Harahsheh, hablando primero en el debate de tres horas, condenó lo que dijo que eran "intentos de prejuzgar la identidad de la Jerusalén ocupada" e instó a Israel a retirarse de todos los territorios "ocupados desde 1967".