El número de niños autistas se triplicó en la última década en Israel

La organización ALUT planea el día de la donación para recaudar fondos y conciencia sobre el autismo para el martes.
El número de niños en el espectro autista se ha triplicado en la última década e Israel no está preparado para lidiar con este creciente grupo de población, dijo el lunes la Sociedad Israelita para Niños Autistas (ALUT).
Según la organización, uno de cada 100 bebés es diagnosticado con autismo cada año y las estadísticas muestran que las cifras solo seguirán creciendo.
A raíz de estos hallazgos, ALUT celebra su día de donación anual el martes. Miles de niños planean tocar puertas en todo el país, pidiendo contribuciones a la organización.
"El autismo y las necesidades especiales deben volver a la lista de prioridades [nacionales]", dijo Amos Shapira, presidente de ALUT, a The Jerusalem Post.
Shapira dijo que el rápido aumento en el número de niños diagnosticados con autismo y la falta de preparación por parte del Estado ha provocado una situación en la que los marcos educativos existentes están desbordados y no permiten el cuidado adecuado de los niños con necesidades especiales.
Bajo su liderazgo, la organización llamó a formular un plan nacional para niños autistas en el sistema de educación especial, que actualmente es su "misión principal".
"Es indescifrable que un niño con autismo que está comenzando el primer grado no sepa dónde irá [a estudiar] una semana antes del comienzo del año escolar", dijo Shapira.
Explicó que la realidad de hoy, ve a innumerables niños teniendo que asistir a escuelas a una hora y media de distancia de su hogar o asistir a estructuras que no son adecuadas para satisfacer sus necesidades. Lo peor de todo, dijo, es que muchos niños se ven obligados a quedarse en casa con uno de sus padres, ya que no se les proporciona un marco educativo adecuado.
Además, dijo que el Ministerio de Educación había establecido un límite de 80 alumnos por escuela para niños autistas, aunque en realidad la inscripción a menudo excedía los 100 alumnos.
Según ALUT, hasta la fecha existe la necesidad de unas 25 escuelas adicionales dedicadas exclusivamente a niños con necesidades especiales para satisfacer la creciente demanda de marcos educativos.
"Las necesidades especiales siempre se eliminan de la lista de prioridades nacionales", dijo. "La forma en que el ministro de educación habla sobre las reformas en inglés y en matemáticas, ¿por qué no puede hablar así acerca de las necesidades especiales?"
Shapira, un importante empresario y ex presidente de la Universidad de Haifa, dijo que cree en un enfoque práctico para resolver la falta de marcos educativos.
Como tal, ha pedido al Ministerio de Educación que presente un plan de inmediato y establezca objetivos para la educación especial en Israel.
Dijo que uno de los objetivos principales que su organización quiere implementar es que a cada niño con autismo se le notifique a qué institución educativa asistirán al menos un mes antes de la apertura del año escolar.
"Creo que si el Ministerio de Educación puede establecer un objetivo específico, avanzará hacia su logro", dijo.
Cada año, ALUT celebra su día de donación con el fin de recaudar fondos para sus actividades, incluidos la construcción de centros y escuelas, llevar a los niños autistas en excursiones y pagar otras iniciativas adicionales.