Hacía falta ser tan bobo? El alcalde de Tel Aviv sorprendido y "castigado" por comer perro en Vietnam

El alcalde de Tel Aviv, Ron Huldai, fue criticado el jueves por la Sociedad Israelí para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales y otras ONG de defensa de los animales después de jactarse de haber comido un perro "muy sabroso" en un viaje reciente a Vietnam. (Ya los rabinos no lo critican por no comer kasher, están resignados...)
Huldai, alcalde desde 1998, racionalizó el consumo de la controvertida comida al preguntar: "¿Por qué está bien comer mariscos y pollos, pero no un perro?" Según el portavoz de SPCA Israel Gadi Vitner, la respuesta es suficiente.
Tras señalar que Tel Aviv es considerada por muchos como la capital vegana del mundo, Vitner dijo que las acciones de Huldai comprometen la imagen compasiva de la ciudad.
"Creo que lo que hizo el alcalde es muy triste, y no sé por qué dijo eso, porque Tel Aviv es el centro de veganos en el mundo", dijo Vitner.
"Y creo que cuando el alcalde habla de comer un perro, está perjudicando los sentimientos de un gran grupo de personas, no solo veganos, sino todos los amantes de los animales".
"No está bien comerse a sus amigos", continuó Vitner. "Si quiere comer vaca o perro, ese es su problema, pero no es apropiado hablar de ello porque debe dar un mensaje de humanidad y no de crueldad hacia los animales".
Aunque Vitner reconoció que los veganos no pueden forzar sus prácticas con carnívoros como Huldai, afirmó que el principal embajador de la ciudad debería ser más consciente y sensible con respecto a la crueldad hacia los animales.
Según el municipio de Tel Aviv, el alcalde se comió al perro por "cortesía" mientras visitaba a una familia de agricultores que servía la comida en su hogar.
"Este es un caso en el que Huldai fue recibido por una familia campesina vietnamita, que lo invitó a su casa y le dio lo poco que tenía, lo que obliga al invitado a comer con cortesía", dijo el municipio en un comunicado.
Huldai dijo que también consumió termitas durante su estadía en Vietnam.
En respuesta a la revelación del perro, el grupo de defensa Animal Challenge 22+ condenó al alcalde y le pidió que se uniera a su plan de dieta vegana de 22 días.

"Comer un perro nos horroriza porque todos conocemos a los perros y sabemos que al igual que nosotros son felices y extrañados, amados y heridos, pero es importante recordar que no existe una diferencia fundamental entre la matanza de un perro y la matanza de un perro". pollo ", dijo la ONG en un comunicado.
"Se supone que debido a que sacrificamos pollos, la sangre de los perros también es permisible, cuando en realidad es la conclusión contraria: como estamos conmocionados por la muerte de un perro por comida, también debemos aplicar la misma escala de valores a la miserable gallina en nuestro plato".
La ONG agregó: "Como alcalde de la capital del veganismo mundial, invitamos al Sr. Huldai a experimentar la naturaleza durante 22 días en una atmósfera agradable en el proyecto gratuito Desafío 22+."
Huldai aún no lo ha hecho.